Vamos con la receta de frosting especial para verano.

¡¡¡ VERANO!!! ¡¡¡ NOOOOOOOOOOOOOOOO!!!

Seguramente, solo los profesionales de la repostería creativa han reaccionado así a tan ansiada estación del año o, simplemente, a la llegada del buen tiempo.

Sea una tarta o un cupcake, el frosting es nuestro elemento básico a la hora realizar cualquier receta pero, también, nuestro mayor enemigo en esta época del año.

Hace unas tres semanas hice una entrega de dos pasteles individuales preciosos a una pareja de enamorados que celebraban su despedida de solteros conjunta.

Era un regalo perfecto… lo que no era perfecto era la temperatura de ese día en pleno mes de Abril…

DIOS!!!! QUÉ CALOR HACÍA!!! Y LOS PASTELES!!! CASI DERRETIDOS!!! CON LO BONITOS QUÉ ERAN!!!

Pero claro, el fondant no puede ir a la nevera. Mi estado de nervios era tal que casi me pongo a llorar jijijijiji.

Eso no me hubiera pasado si hubiera conocido este GRAN SECRETO A VOCES, que dos semanas después descubrí y que he introducido en el 75% de mis recetas y que hoy voy a compartir con todos vosotros junto con una de mis recetas favoritas:

TARTA OREO

Antes de indicaros la receta y los pasos a seguir, quiero mencionar que la base de dicha tarta es de una fabulosa receta de cupcakes de Oreo de Dulce Sentimiento… me encantó en cuanto la vi en su libro pero, cómo siempre, hice un par de modificaciones y la adapté a la receta que hoy me hace tanta ilusión presentaros… AHÍ VA!!!

Frosting de verano perfecto

Tarta de Oreo

 INGREDIENTES PARA UN MOLDE DE 15 cm

  • 3 huevos M
  • 150 gr de azúcar
  • 180 gr de harina
  • 150 gr de mantequilla sin sal
  • 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 8 gr de levadura química
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 180 ml de buttermilk*
  • 18 galletas Oreo ralladas

 

*Buttermilk

  • 180 ml. de leche
  • 2 cucharadas de zumo de limón o vinagre de vino blanco

 

Preparación del Buttermilk

Echa el zumo de limón o vinagre a la leche.

Revuelve  y déjala reposar durante 10 o 15 minutos a temperatura ambiente.

Tendrá la apariencia de leche cortada o yogur muy líquido.

Preparación del bizcocho

1. Monta las claras y reserva.

2. Bate la mantequilla reblandecida a temperatura ambiente junto con el azúcar.

3. A continuación añade las yemas de huevo una a una mezclando cada una mínimo un minuto y con la última 5 minutos más. También añade ahora la esencia de vainilla.

4. En un recipiente aparte, mezcla la harina, el cacao y la levadura. A continuación añádelo a la masa tamizando todo junto muy bien. En este  punto, yo cambio la batidora por la mezcladora y lo mezclo bien a velocidad media hasta que este totalmente integrado. E incorporo las Oreo ralladas.

5. Es el turno del buttermilk. Bate despacio, y poco a poco, la mezcla y ve incorporando el buttermilk.

6. Por último, añade las claras, las cuales habremos montado a punto de nieve anteriormente. Hazlo con movimientos suaves y envolventes, asegurándote de que no se bajen.

7. Pon la masa en el molde previamente engrasado con spray desmoldante y  hornea a 170º durante 45-50 minutos aproximadamente.

Pasado el tiempo, retíralo del horno y déjalo enfriar 5 minutos antes de traspasarlos a una rejilla para que se termine de enfriar.

Y ahora sí! Vamos con el frosting!

FROSTING DE VERANO

Ingredientes

  • 250 gr de Nata Vegetal Puratos (puedes encontrarla AQUÍ)
  • 18 galletas Oreo

Preparación

Bate la Nata Vegetal Puratos bien fría hasta que monte.

Yo voy subiendo la velocidad lentamente, sin prisa, para que la Crema no haga burbujas de aire muy grandes. Y cuando este bien firme, le añades las galletas Oreo.

Y… voilá!!!!!!  LA  CREMA PERFECTA PARA TU TARTA!!!

Frosting de verano

Nata Vegetal Puratos

 

¿PORQUÉ NATA PURATOS COMO INGREDIENTE PRINCIPAL?

  • Nos permite utilizar Nata en una tarta fondant ya que no necesita conservarse en frío.
  • Tiene una consistencia muy pero que muy firme en cualquier tipo de clima.
  •  Puedes adaptarla a cualquier sabor.
  • Tiene menos colesterol y calorías.
  • Apta para intolerantes a la lactosa.
  • Y, lo más importante, está riquísima. De hecho, en nuestra cultura el buttercream no es muy llamativo ya que la mantequilla no tiene mucho éxito.

 

La Nata Vegetal Puratos no la presento en la tienda como una alternativa sino como un ingrediente básico para cualquier receta, ya que incluso, la podemos utilizar para el ganaché sin necesidad de tener que hervir previamente y por lo tanto, ganar tiempo en la elaboración.

Y hasta aquí mi primer consejo en el fantástico blog de Dulce Imaginativa. Gracias Sara por permitirme colaborar en tu blog y espero que a todos os haya gustado y, sobretodo, os sea de tanta utilidad como me ha sido a mí.

Si quereís consultar cualquier adaptación a vuestras propias recetas no dudeis en poneros en contacto conmigo.

Hasta pronto