Brownie - La receta infalible

Un brownie tan increïble de chocolate que es el sueño de una adicta al chocolate como yo.

¿Qué es lo que lo convierte en el mejor brownie?

Un intenso sabor a chocolate: este brownie están hecho con chocolate derretido (puedes hacer con gotas de chocolate o con tableta) y cacao puro en polvo, que se mezclan de tal manera que brindan el sabor más rico y apetitoso.

También añado una pizca de café instantáneo, que no quiero que tenga sabor a café, pero mejora e intensifica es sabor a chocolate. Y demás, le añado aún más chocolate (chipas) antes de meterlo en el horno.

Dos tipos de azúcar: muchas recetas de brownie sólo tienen el azúcar blanca. Aquí, uso  una mezcla de azúcar blanco y moreno. La melaza del azúcar moreno ayuda no solo a enriquecer el sabor del brownie, sino también a hacerlo más húmedos.

Una yema de huevo adicional: mientras que las claras de huevo agregan ligereza, las yemas ayudan a que sea más tierno y rico. Como queremos conseguir un brownie denso pero jugoso, le he agregado una yema extra.

Consejos para hacer el mejor brownie:

Derretir el chocolate y la mantequilla poco a poco. Cuando derritas la mantequilla y el chocolate, asegúrate de calentar en intervalos de aproximadamente 15-20 segundos, removiendo bien en el medio. Si calientas todo a la vez durante un largo período de tiempo 1) aumenta la posibilidad de que la mantequilla explote por todo el microondas y 2) será más probable que el chocolate se caliente demasiado y se apelmace o peor aun, que se queme. ¡Hazlo despacio y remueve a menudo!

Vamos a agregar el cacao en polvo mientras la mantequilla y el chocolate están calientes. Inmediatamente después de derretir la mantequilla y el chocolate, agrega el cacao en polvo. La combinación del cacao en polvo con la mantequilla tibia y el chocolate intensifica mucho más el sabor del chocolate. No lograrás intensificarlo tanto si simplemente tamizas el cacao con la harina.

Enfriamiento: un paso opcional. ¿Alguna vez has enfriado tu masa de brownie? Después de pruebas, los brownies más cremosos, la capa más crujiente, y el sabor más rico era simplemente enfriando la masa de brownie en la nevera.

Vale y solo una cosa más!

Hornea poco tu brownies. Solo lo suficiente como para que todavía esté húmedo el palillo con cuando lo introduzcas. Queremos un broownie con la miga húmeda pero no una masa líquida. Queremos brownies cremosos y húmedos, por lo que debe estar poco horneado, será perfecto. Además, el brownie continuará cocinándose ligeramente a medida que se enfríe.

Receta

  • 170 gr de mantequilla cortada en trocitos pequeños
  • 100 gr de chispas de chocolate negro
  • 50 gr de cacao en polvo puro (sin azúcar)
  • 1/2 cucharadita de café instantáneo
  • 150 gr de azúcar
  • 150 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos L + 1 yema de huevo L
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 125 gr de harina
  • 150 gr de chispas de chocolate negro
  • 100 gr de frutos secos (avellanas, anacardos, nueves, cacahuete…)

Precaliente el horno a 175ºC y forra un molde de 9 x 9 cm con papel de horno.

En un bol apto para microondas pon la mantequilla y 100 gr de chispas de chocolate negro. Caliéntalo en el microondas unos 30 segundos. Mezcla bien, calienta de nuevo en el microondas otros 15 segundos y luego mezcla de nuevo. Repite los intérvalos de 15 segundos hasta que el chocolate y la mantequilla estén completamente derretidos y bien mezclados.

Agrega el cacao en polvo y el café instantáneo, mezcla bien.

Añade los azúcares, y mezcla hasta que esté completamente combinado.

Añadir los huevos uno a uno. Después de cada huevo, mezcla bien, y luego mezcla otros 30 segundos (cuanto mejor mezcles la masa, más crujiente será la capa superior del brownie).

Agrega el extracto de vainilla.

Después, añade la sal y mezcla.

Agrega la harina, mezcla hasta que esté completamente incorporada. Aquí ya no puedes mezclar demasiado la masa, pero asegúrate de que esté bien mezclada.

Agregue las chispas de chocolate.

Vierte la masa en el molde y agrega los frutos secos por encima.

Para que el brownies quede crujiente lleva el molde con la masa a la nevera para enfriarlo durante 15-30 minutos.

Después, hornea a 175ºC durante 30-35 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo en el centro salga un poco humedo, pero no con masa líquida.

Deja enfriar antes de cortar y servir.