Qué hacer cuando crees que no eres lo suficientemente buena
– Síndrome del Impostor –

Si empiezas como emprendedora o ya hace tiempo que tienes tu negocio, tener el síndrome del impostor es un pensamiento por el cual muchas hemos pasado.

“Pauline Clance y Suzanne Imes” en 1978 establecen que es un fenómeno psicológico en el que la gente es incapaz de internalizar sus logros y sufre un miedo persistente de ser descubierto como un fraude. Pero espera, que no estamos solas en esto. Hasta los mas famosos y exitosos aun sienten en ciertos momentos que no lo hacen bien, sienten miedo de que no cubran las expectativas de otros con sus trabajos, etc.

Por ejemplo: Kate Winslett, actriz y ganadora del Oscar mencionó en una entrevista:

“A veces me despierto por la mañana antes de ir a filmar, y pienso, no puedo hacer esto. Soy un fraude. “

Entonces, ¿cómo identificar que estas sufriendo del síndrome del impostor?

Algunos de los síntomas son:

  • Dudar de tus propias capacidades
  • Sentirte incompetente frente a un tema
  • Compararte continuamente con otros
  • Tener una baja autoestima y auto-valoración
  • Miedo a actuar
  • Preferir ocultarse, no llamar la atención para “no ser descubierta como fraude”
  • Mucho estrés y preocupación excesiva
  • Dificultad para aceptar elogios, cumplidos y agradecimientos
  • Incapacidad de disfrutar plenamente de los logros alcanzados, diciéndote cosas como: Sólo fue suerte o no lo hice tan Bien.

Ahora que sabes de que se trata y cómo identificarlo en ti te compartiré algunos consejos para que lo superes y no te quedes allí limitando todo tu
potencial para lograr el éxito.

1- Deja de temerle al Fracaso y actúa.

El camino al éxito está lleno de fracasos y éstos son igual o más importantes que los logros.

Los más exitosos del mundo siempre han logrado el éxito después de una serie de fracasos, así que hazlo a pesar del miedo a fracasar.

 

2- Siempre serás una experta para alguien.

Piensa esto, quizá no te sientas calificada pero tu has atravesado una serie de experiencias en tu área, esto te ha dado un aprendizaje muy grande que
puedes enseñar a otras y facilitarles el camino, ¡eso te hace experta!

 

3- Deja de compararte.

Lo de que las comparaciones son odiosas es un dicho lleno de verdad. Si te mides siempre con los demás, vivirás en una interminable insatisfacción. Recuerda que tu proceso es único, es tuyo y no debes compararte porque no conoces las circunstancias del otro.

 

4- Trabaja duro siempre y busca la excelencia.

La práctica hace al maestro, si constantemente sientes que no eres lo suficientemente buena en algo pues practica y aplica y verás como crece en ti
la seguridad, siempre lo importante es tomar acción recuérdalo.

 

5- Revive de vez en cuando todo lo bueno que te dicen.

Mantén siempre una carpeta con archivos de comentarios y testimonios positivos que te hacen tus clientes, ya sea un mensaje o un comentario de
redes, guárdalo e incluso publícalo en tu web como una página de testimonios. Verás como leer estos comentarios te dará un subidón inmediato.

 

6- Busca un mentor o figura de éxito.

Este es de mis favoritos y es que a veces no nos creemos suficiente o dudamos de nuestras capacidades porque pasamos mucho tiempo en solitario manejando nuestro negocio, haciendo cosas de aquí y de allá, cuando tener una mentora o mentor te dará seguridad, te acompañará y dará estrategias que seguro fortalecerán tu autoconfianza dejando atrás poco a poco esa sensación de que no eres suficiente.

Esto es lo que trabajo con mis clientas de mentoría y te aseguro que es un cambio total que dan a su vida y negocio cuando se dejan guiar con quien sabe y les ayuda.

Además, no olvides que ¡Eres suficiente y más! Nunca lo olvides.

Si te ha gustado este post recuerda compartirlo y coméntame si has pasado por esto como lo has superado.