Vamos con la entrada que nos ha preparado Romina sobre diferenciarse o morir.

Hola! Comienzo una nueva andadura en este espacio de Emprendimiento.

Me gustaría compartir con vosotros un poco de mi experiencia y abordar el emprendimiento desde un punto de vista diferente.

Mucho es lo que se habla sobre este tema:

«lo difícil que es comenzar, las complicadas tramitaciones y que los números no siempre dan en positivo»

Pero cuando pensamos en emprender… ¿conocemos nuestro valor agregado?

Este es un punto de partida básico y sin embargo muy pocas veces tenido en cuenta.

El sábado pasado asistí a una conferencia del profesor Gay de Liébana en el Centro Superior de Hostelería de Galicia. Uno de los datos que aportó fue el brutal incremento del sector servicios desde hace unos pocos años a esta parte. Y esto implica que muchos son los que ofrecen pero es poco lo que aportan.

Ante tanta competencia, es fundamental que busquemos y encontremos el valor agregado de nuestra empresa.

Puede que para algunos sea, por ejemplo, ser el único representante de una marca internacional en la Comunidad Autónoma o en España. Tal vez para otros el distintivo sea ofrecer un producto que no existe, o puede que nos queramos hacer un hueco en el mercado con una esmerada atención al cliente.

Debemos preguntarnos por qué un potencial cliente elegirá mi empresa y no cualquier otra de la competencia.

Y aquí nos toca hacer una nueva autocrítica…

¿sabemos transmitir nuestra marca, sus valor y su misión?

Porque claro….yo puedo decir que soy muy buena y que tengo un producto fantástico, pero si no lo sé comunicar con claridad el mensaje se perderá y los potenciales clientes se dispersarán y no se sentirán atraídos por mi marca.

Es muy habitual hablar con emprendedores, preguntarles por su valor agregado y que no sepan la respuesta. Podrán enumerar todos los servicios y productos que ofrecen, pero muchos de ellos no sabrán decir qué los diferencia de la competencia…y esto es un error ENORME que los llevará, muy probablemente, al fracaso.

Diferenciarse o morir

Y tú… ¿conoces el valor agregado que aporta tu negocio?

Bicos doces!

 

BLOG   |   Facebook   |  Instagram  |  Google+